Cuándo empezar a leerle a mi bebé

El inicio de la lectura


Una pregunta que me hacen con frecuencia es: ¿qué puedo empezar a leerle a mi bebé? ¿es demasiado chico/a para que le lea cuentos?


La verdad es que nunca es demasiado pronto para leerle a un niño. Incluso cuando están en la panza, los bebés empiezan a familiarizarse con la voz de sus padres, algo que después va a ayudarlos a encontrar la calma en esos sonidos.


Las lecturas en los primeros meses de vida tienen más que ver con escuchar la voz familiar de los cuidadores, y de a poco ir conociendo estos “objetos” con páginas y colores. Una buena opción para esas primeras lecturas son los libros de cartoné, con pocas páginas, muchas ilustraciones y textos pensados para los más chicos. 


Algo que facilita la lectura y sirve para que los libros se transformen en parte de la rutina, es leer libros escritos en verso con rima. De esa manera, la lectura tiene “música” que también es fácil de recordar para los niños. La voz de mamá o papá y una lectura conocida y musical pueden ser una gran herramienta para acercar los libros a los bebés.


¿Qué beneficios trae la lectura a los niños pequeños?


*Activa la mente; favorece la concentración y la imaginación.


*Favorece la capacidad de memorización y los ayuda a recordar patrones.


*Incentiva la creatividad.


*Mejora las habilidades lingüísticas, familiarizándolos con las palabras y sus sonidos.


*Mejora el vínculo con sus cuidadores.


*Puede ser una gran herramienta para sumar a la rutina de ir a dormir.


La lectura es un hábito que se puede incentivar desde que los chicos son muy pequeños, y que va a acompañarlos durante toda su vida. Uno de los mejores regalos que como padres podemos hacerles, es dedicarles el tiempo y el espacio para que los libros y sus historias se vuelvan parte de la vida diaria. 



Algunos títulos recomendados para empezar a leer:


*La luna es de queso


*Música en el jardín


*Tortitas de manteca


*Dormir sin almohada


*Sana, sana


*¿Qué orquesta es esta?

Mi carrito